Además de la guerra de navegadores, parece que Internet está haciendo lugar para una nueva competencia, en donde las llamadas “aplicaciones ricas” de la red podrán medirse. Adobe Flash Player gobierna la gran mayoría del mercado, pero Microsoft está decidido a dar pelea con su nueva versión de Silverlight. Veamos qué pueden hacer.